10 de febrero de 2012

Alberto Hernández: "Ezequiel Himes busca venganza"

¡Extra! ¡Extra! El nuevo trabajo de Víctor Santos ya está a la venta. "Ezequiel Himes: Zombie Hunter" llega cargado de zombies y de mucha acción. Y para dar color e imagen a esta trepidante historia de venganza un joven ilustrador desconocido en el mundo del cómic: Alberto Hernández. Si queréis saber cómo se forjó esta colaboración; si necesitáis saber los entresijos de esta historia y qué podéis esperar de "Ezequiel..."; y, lo más importante, si queréis conocer a un dibujante con un futuro prometedor, seguid leyendo.


ALBERTO HERNÁNDEZ NUNCA SE SEPARA DE UNOS LÁPICES DE COLORES PORQUE...
Como dijo Christian Slater en Amor a quemarropa, es mejor tenerlos y no necesitarlos que necesitarlos y no tenerlos. El problema es que los lápices de colores suelen ir acompañados de varias libretas de bocetos, dos carpetas gruesas llenas de  garabatos de las que no me quiero deshacer; escuadra y cartabón; varios portaminas; rotuladores de punta de fieltro, gomas, afiladores y el cómic que leo en la guagua de vuelta a casa. Todo ello embutido en una maleta marrón que me regaló mi buen amigo Sergio. Ahora puede pesar sus buenos 20 kilos. Hace un par de meses eran algo más, ya que paseaba las láminas y bocetos de Ezequiel Himes adonde quiera que iba.

"EZEQUIEL HIMES: ZOMBIE HUNTER" NACE...
De una única charla con Víctor Santos en Barcelona, hace ya bastante tiempo. No recuerdo cuál fue el detonante, pero lo que estaba claro es que me apetecía mucho trabajar con él. Sus historias tienen una pegada fantástica y, además de construir un estilo muy suyo, fácilmente reconocible, su forma de narrar es más que una referencia para mí, por lo que presentía que trabajar a su lado me iba a hacer disfrutar muchísimo. Me gustaba la idea también de jugar con distintos géneros, algo que Víctor ya había hecho en Faeric Gang, y construir una historia épica que mereciera la pena contar. Un puzzle hecho de casi todas las cosas que nos molaban: héroes deshechos sin nada que perder, personajes más duros de lo que ellos piensan, un lugar hostil sumido en el caos y… zombies. Víctor y yo nos subimos a ese carro y hemos intentado dar lo mejor. Sí, fue una reunión de trabajo provechosa.

BUFFF, LO MÁS DIFÍCIL DE ESTE CÓMIC...
Ha sido alternar mi trabajo diario, siempre exigente, con la realización de un cómic de 46 páginas en el que quería echar el resto. Prácticamente no tenía tiempo que dedicarle. Adelantaba trabajo para poder centrarme en el cómic y mantener el estilo acordado con Víctor y con el editor. Pero, cuando acababa un proyecto, inmediatamente después me caía encima uno mayor. No me quejo, todo lo contrario; ojalá siempre fuera así. La cuestión es que, a raíz de esto, de varias semanas sin coger el lápiz y otras tantas sin poder pensar en él, la posibilidad de que el trabajo final se resintiera se convertía en una pesadilla. Las prisas por acabar, el ver que se me echaba el tiempo encima y todavía no  tenía todo el material resuelto, me pasaba factura. A veces sentí la necesidad de ir más rápido y resolver los encuadres fácilmente, sin tener en cuenta lo que realmente me pedía la escena, pero supe aguantar la tentación, o eso creo.

UNA HISTORIA DE ZOMBIES PORQUE...
En realidad, cuando empezamos, los zombies no gozaban de tanto espacio; era un género aparcado en segunda o tercera fila. He visto alucinado cómo esta ola ha ido creciendo y creciendo con la certeza de que nosotros teníamos entre manos un mundo algo distinto. En Ezequiel Himes, Zombie Hunter, nada es lo que parece. La mayoría de los zombies forma parte del escenario; es la excusa para conocer y entender a un antihéroe, a un personaje solitario que busca venganza. Realmente  es esta la premisa que a mí me enganchó.

¡YA ESTÁ EL CÓMIC EN LAS TIENDAS! ¿MIEDO?
Más que miedo, expectación. Por lo que parece hay bastante gente interesada en leerlo y eso es genial. Tengo curiosidad por saber si cumple con sus expectativas. En cualquier caso estoy contento con el trabajo que he realizado, creo que es lo que me permite estar tranquilo.

VÍCTOR SANTOS ESCRIBIÓ LA OBRA Y UN SERVIDOR LA DIBUJÓ Y NUESTRA RELACIÓN DURANTE ESTE TIEMPO HA SIDO...
La verdad es que muy bien, aunque hemos hablado bastante poco durante el transcurso del trabajo. La mayoría de las veces era a través de correos electrónicos y todo muy en plan “telegráfico”, no teníamos tiempo para más. Él tiene 50 calderos al fuego permanentemente y yo ando por el estilo, así que, cuando terminaba una página, se la mandaba y él me contestaba ¡mola mucho!, y yo seguía con la siguiente. Me ha dejado libertad total para desarrollar el trabajo y recuerdo una sola vez que comentó algo relacionado con la composición. Así que fue estupendo, como para repetir.

SI NO ME DEDICASE A LA ILUSTRACIÓN...
La verdad, es que a mí lo que realmente me gusta es contar historias, y si puedo, contar las historias que me gustan. Seguramente si no hubiese cogido un lápiz en mi vida, hubiese buscado la manera de seguir haciéndolo, pero con otras herramientas.  El caso es que nunca he dejado de dibujar, que yo recuerde, y, claro, si mezclas el dibujo con la escritura, el cómic se convierte en el medio perfecto, ya que puedes controlar todos los elementos necesarios para componer lo que quieres transmitir. 

POR SUPUESTO QUE RECOMIENDO "EZEQUIEL HIMES ZOMBIE HUNTER" PORQUE...
Acercamos al lector a un futuro post-apocalíptico donde los supervivientes se debaten entre ser comidos por zombies o llevar la más triste de las vidas... vamos, un plan descorazonador. Pero todo puede cambiar si se tiene un pie en el infierno y mucho pasado que resolver.
Víctor en este trabajo ha recogido un poco de carnaza de todos esos autores que le gustan (Romero, Leone, Stark…) para desarrollar uno de los mejores guiones que he tenido el gusto de leerle. Ha compuesto una obra que rompe con el género, dotándola de identidad propia y con muchísimo campo abierto por donde crecer. A mí me tocó edificar decorados, encajar las piezas del puzzle, además de ponerle cara a nuestro hombre.

¡EL CÓMIC ESTÁ MÁS VIVO QUE NUNCA!
Pues no lo tengo claro, pero es posible que todo esto de la crisis haga que la gente quiera evadirse un poco de su realidad y busque un espectáculo que le haga soñar con un mundo lleno de aventuras o simplemente mejor sin necesidad de romper la hucha.

NO TENGO VACACIONES ASÍ QUE MI PRÓXIMO PROYECTO ES...
¡Ufff! Todavía no lo tengo claro. Me encantaría volver sobre los pasos de Ezequiel, pero esto no depende sólo de mí. Aunque seguro no hay nada, ando dándole vueltas a un proyecto menos fantástico…

PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE MÍ Y MI TRABAJO...
En mi web http://www.albertohdez.com/, pueden ojear parte de mi trabajo relacionado con el cómic y otros menesteres. Serán bien recibidos si se pasan.
PD: Sólo me queda darles las gracias a ustedes por la invitación y a todas esas personas que me han acompañado durante todo este viaje. A Víctor, por supuesto. A Jorge Iván y a Vicente, por su paciencia. A Pino, Alex, a Javier HA, a Javier HR, Pipo, Juansi, José, Eduardo, Sergio, Antonio, Sebas, Eduardo González, Patricio, Mingo y a todos los amigos que, en verano, fines de semana y fiestas de guardar, supieron disculparme unas horas para que atendiera a un tipo arisco llamado Ezequiel.

1 comentario:

  1. Que buena pinta tiene esto. Petándolo 3, 2, 1…

    ResponderEliminar